La seguridad en el sitio de construcción es una prioridad máxima, y una de las herramientas más críticas para garantizar la protección de los trabajadores son las redes de seguridad. Estas redes son esenciales para prevenir accidentes, especialmente en trabajos en altura.