La restauración de edificios históricos es una labor esencial para preservar el patrimonio arquitectónico y cultural de una sociedad. En este contexto, los andamios desempeñan un papel fundamental al proporcionar la plataforma necesaria para que los arquitectos y restauradores realicen su trabajo de manera segura y efectiva.