La seguridad en la construcción se refiere a la implementación de medidas y prácticas destinadas a proteger la vida, la salud y el bienestar de los trabajadores y todas las personas involucradas en un proyecto de construcción. Consiste en identificar, evaluar y mitigar los riesgos y peligros asociados con las actividades de construcción, con el objetivo de prevenir accidentes, lesiones y enfermedades laborales.